Facebook Twitter Google +1     Admin

IRÓNICA Y RESPETUOSA CARTA DEL DR. WESTPHAL AL INVERECUNDO SENADOR ARANCIBIA

NOTA DE MÁXIMO KINAST. El ex Almirante Arancibia es uno de los momios más cobardes y asquerosos que existen. Casi tan cobarde como el Finado Vitalicio. No se atrevió a verme cara a cara... y eso que él tiene entrenamiento militar. Claro, es lógico, yo no estoy atado y de hombre a hombre es imposible, porque yo soy un hombre, pero él es un mequetrefe miembro de la Armada de Chile, buenos para asesinar sacerdotes y torturar a mujeres indefensas o apuñalar guardias de discoteca y salir huyendo con nocturnidad. Bueno, el caso es que German Westphal ha creído necesario reírse un poco de ese inverecundo impresentable y yo publico su carta.

 

 

Distinguido Senador Arancibia:


He leído con mucho interés sus declaraciones relativas al doble estándar de la Justicia y el Gobierno de Chile (Gendarmería y Gobierno Interior) respecto a los miembros de las FF. AA. que cometieron crímenes de lesa humanidad y que tienen la calidad de reos rematados.

 

En efecto, es una vergüenza nacional que tales sujetos disfruten en el Penal Cordillera de los privilegios reiteradamente denunciados por Amnistía Internacional y otros organismos de DD.HH. --rivilegios que no tiene el resto de la población carcelaria chilena.


Como Ud. muy bien señala --aunque por otros motivos que no resisten análisis--, el doble estándar es evidente. Por tanto, me permito sugerirle muy respetuosamente a Ud. y demás parlamentarios a los cuales incluyo copia de esta mensaje, la intervención de sus buenos oficios para que los Tribunales y el Gobierno de Chile terminen de una vez por todas con esta forma de injusticia que violenta la recta conciencia nacional.


Desde luego, no pretendo sugerir que los criminales de marras sean hacinados con el resto de la población carcelaria pues su integridad física sería expuesta a graves riesgos, como la sodomía no voluntaria y el asesinato. Como bien sabemos, la población penal tiene sus propias formas de "hacer justicia" internamente. Sin embargo, existen opciones perfectamente viables, como la CAS, por ejemplo, con un adecuado régimen horario de aislamiento y protección.

 

Al respecto me permito recordarle que el ex Senador Jorge Lavandero, ex colega suyo en la Cámara Alta, cumple su condena en una Cárcel de Alta Seguridad. Los criminales actualmente en el Penal Cordillera no tienen por qué ser excepción. Si el ex Senador Lavandero, un político de envergadura nacional que dejó al país un legado legislativo incuestionable, puede cumplir socráticamente con la ley de la polis, los criminales actualmente en el Penal Cordillera, también pueden y deben hacerlo.


Por último, en su calidad de ex miembro de las FF. AA. de Chile, me permito sugerirle la intervención de sus buenos oficios ante los Altos Mandos de la Armada, Ejército y Carabineros para que todos los criminales que pertenecieron a tales instituciones permanentes del Estado de Chile, sean debidamente degradadillos según manda el Código de Justicia Militar. Al respecto, le incluyo más abajo una interesante Declaración Pública Internacional difundida por la Organización de Militares Democráticos de Chile.  Saluda cordialmente al señor Senador,



Germán F. Westphal

RUN 4.645.308-5

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Iván Retamales

Quedo bien cagado este huevon, o parece que fue siempre así

Fecha: 29/06/2009 23:18.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris